Valentina

260,00  IVA incl.

La sandalia Valentina es uno de nuestros modelos más icónicos.

Teniendo en cuenta que se trata de una sandalia donde normalmente el pie se encuentra más desnudo ofrece un gran confort ya que gracias a su diseño suele quedar muy bien ajustada por medio de las tiras al empeine.

Una de las tiras lleva elástico por ello permite ajustarse a diferentes tipos de empeine y la otra tira se puede ajustar por medio de la hebilla.

Por lo que respecta a su calce, es una sandalia que suele quedar bien tanto si tienes el pie fino como si tienes el pie más ancho. Recoge absolutamente el pie y además su diseño en la pala está completamente estudiado para ocultar imperfecciones.

Personaliza tu zapato

Una vez ya hemos elegido entre zapato abierto o cerrado, hemos seleccionado el tipo de punta y el modelo que más nos gusta, es momento de pasar a la estructura, la talla y el material.

1. Elige el tipo de estructura que más se adapta a ti

Una vez tiene claro el modelo de zapato que más te gusta, es momento de elegir el tipo de estructura. La estructura es la combinación entre plataforma y tacón de alturas diferentes, pensadas para ofrecer un calzado cómodo y adecuado a cada tipo de pie.

Las distintas estructuras que proponemos están pensadas para proporcionar una combinación idónea entre altura de la plataforma y altura y forma del tacón, buscando un zapato que sea cómodo y con el que puedas disfrutar de cada paso.

2. Selecciona tu talla

Una vez ya tienes claro qué estructura prefieres para lograr el zapato que sueñas, selecciona tu talla. Para asegurarnos que el zapato se adecua a tu pie, es importante que tomes medidas y te asegures que la talla es la correcta.

Aquí podrás averiguar cómo tomar las medidas de tu pie y a qué talla corresponden tus medidas.

3. Elige el material de tu zapato

Para continuar con el proceso de diseñar tus zapatos, el siguiente paso es elegir el material. En nuestro atelier disponemos de distintos materiales para confeccionar tus zapatos: terciopelo, ante, charol…

Cada material tiene un carácter distinto. Así un zapato de terciopelo refleja la fuerza y llevaríamos un calzado arriesgado, aunque dependiendo de cuándo vayamos a utilizar ese zapato puede ser una buena opción o no.     

En esta guía os explicamos los distintos tipos de materiales, cuáles recomendamos para cada ocasión y según el tipo de zapato que estamos buscando (más elegante, más dulce, más arriesgado…)

4. Selecciona el color

Según el material que hayamos elegido para nuestro zapato, el color varía. Un rojo en charol no es igual que un rojo en ante. Además, es muy importante elegir el tono concreto que quieres para tus zapatos.

En la carta de cada material podrás encontrar los distintos colores y tonos para cada uno de los materiales con lo que trabajamos.

Limpiar
 €